Ciudadanía Polaca - EuroCidadanias

Ciudadanía Polaca

La ciudadanía polonesa pasa de los padres a los hijos. El lugar de nacimiento no es importante para el tema de la ciudadanía y no hay un límite de generaciones para las cuales ella pueda ser pasada.

Cómo conseguir la Ciudadanía Puesta del sol

Mientras la ley de la ciudadanía brasileña está basada en el principio del ius soli (“derecho del suelo”), o sea, que el lugar de nacimiento es el factor decisivo en el tema de la ciudadanía; la legislación polonesa está basada en el principio del ius sanguinis (“derecho de sangre”). Eso significa que el derecho a la ciudadanía polonesa pasa de los padres a sus hijos. Por lo tanto, el lugar de nacimiento no es importante para el tema y no existe un límite de generaciones para las cuales la ciudadanía pueda ser pasada.

El órgano competente para la toma de decisiones relativas a la confirmación de la ciudadanía polonesa es el WOJEWODA – Jefe de Gobierno de la Província que lleva en cuenta el último lugar de residencia del solicitante en Polonia. Cuando el que pide la ciudadanía es alguien que nunca ha vivido en Polonia, el órgano responsable por llevar a cabo el proceso es el WOJEWODA MAZOWIECKI (Jefe de Gobierno de la Província de Mazovia – con sede en Varsovia).

Hay que recordar que la decisión relativa a la ciudadanía polonesa tiene carácter declarativo, o sea, el Wojewoda declara, con base en procedimientos realizados y los documentos fornecidos, que el solicitante posee o no la ciudadanía polonesa. El carácter declarativo descarta la posibilidad de interpretación libre de los materiales presentados para conseguir el documento, justamente porque el Wojewoda no establece, ni crea un nuevo estado legal para la persona, solo confirma (o no) un estado legal que ya existe: de sí ser ciudadano polonés, y luego poseer la ciudadanía, o no serlo (cuando no se puede confirmar la condición de ciudadano porque el solicitante se la perdió o porque no presentó documentos suficientes para confirmar, sin dudas, que tiene derecho a la ciudadanía).

Al evaluar las posibilidades de iniciar un proceso de confirmación de la ciudadanía polonesa y recoger los documentos necesarios, hay que llevar en cuenta algunos aspectos importantes sobre la legislación polonesa respeto a la ciudadanía.

Polonia posee tres leyes sobre ciudadanía, son ellas:

Ley de 20 de enero de 1920 – Fue la ley introducida poco después de que Polonia recuperara su independencia (11/11/1918), que estableció la ciudadanía para todas las personas que nacieron y viveron en territorio polonés en el momento que este se proclamó independiente. Fue la más rígida de las leyes (pero no más que otras leyes de ciudadanía europeas de la época). Permitía la herencia de la ciudadanía solamente desde la familia del padre y había varias situaciones y circunstancias que llevaban a la pérdida del derecho a la ciudadanía.

Ley de 8 de enero de 1951 – El cambio más importante provocado por esa ley fue la introducción de la posibilidad de la herencia de la ciudadanía también desde la familia de la madre. Además, se limitaron las situaciones que llevaban a la pérdida automática de la ciudadanía.

Ley de 15 de febrero de 1962 – Es la actual ley de ciudadanía polonesa. Define que la ciudadanía se adquiere por el nacimiento desde que por lo menos uno de los padres sea polonés o tenga la nacionalidad polonesa en el momento del nacimiento.

La única manera de perder a la ciudadanía es a través de la autorización del Presidente de la República de Polonia, que da derecho a desistir de la nacionalidad (opción para personas que quieren obtener la nacionalidad de un país que no permite la doble ciudadanía).

Conozca también